Cómo ahorrar llamadas, emails y reuniones innecesarias

 

Como decía el cómico

"Si hay que llamar se llama.... pero llamar por llamar, no"

Todo esto se puede evitar o, al menos, reducir:

- llamadas de teléfono

- reuniones vía Zoom

- errores en los pedidos

- esperar a que la dirección facultativa visite la obra

 

Si quieres ver ahora la primera lección, déjame tu email y te envío el acceso. 

 

(*) política de privacidad